1.- Iglesia Unida

RESUMEN DE NUESTRA 49 ASAMBLEA SEMESTRAL 1.- Iglesia Unida

RESUMEN DE NUESTRA 49 ASAMBLEA SEMESTRAL

Recordamos con gozo lo que pudimos vivir y realizar en nuestras últimas asambleas semestrales de pastores supervisores y ayudantes de la Iglesia Unida.

  • RESUMEN DE NUESTRA 49 ASAMBLEA SEMESTRAL

49ª Asamblea de Pastores Supervisores y Ayudantes

Iglesia Unida Metodista Pentecostal 2021

 

                Los días 30 de Septiembre, 1 y 2 de Octubre se realizó en la localidad de Peñaflor la 49ª Asamblea Semestral de Pastores Supervisores y Ayudantes de nuestra Iglesia Unida. Este año, al igual que el anterior, se realizó de manera híbrida, es decir con pastores presentes en el Templo Principal y las salas, como otros conectados online desde regiones.

         Esta Asamblea tiene por objetivo que los pastores que realizaron supervisiones a las diferentes iglesias de las zonas asignadas en todo el país y el extranjero, informen del estado de las mismas, tanto espiritual como materialmente. Es una instancia que permite visualizar el estado de la obra en este tiempo. De igual forma se da la instrucción necesaria por parte de nuestro Obispo a quienes realizan tan noble e importante labor.

         En el devocional del primer día nuestro pastor presbítero Jorge Andulce Peñailillo nos lleva a la Palabra de Dios en el libro de Romanos 1:13-17, donde nos enseña que el Evangelio es el único mensaje trazado desde génesis a apocalipsis, que no se define solamente como una buena nueva sino que como la Obra perfecta de Dios en Jesús, desde el nacimiento, vida, muerte, resurrección y entronización del Mesías, que hoy sigue tan vigente como en los siglos pasados. Dios manifiesta su gracia por el evangelio donde vemos claramente la justicia de Él que por la fe es nuestra e imputada a los creyentes, por lo tanto no debemos avergonzarnos (“paralizarnos, quedarnos callados, dejar de predicar”) en este momento, ni en los tiempos que vendrán, ya que este “poder para salvación” sigue obrando maravillosamente en favor para aquel que lo escucha y cree por la fe. Amén.

Luego y aunque la pandemia, en menor medida que el año pasado, afectó el hecho de que se pudieran reunir todos los pastores para entregar sus informes presencialmente, de igual modo se trabajó en las 6 salas destinadas para ello, también se unieron por plataforma Zoom desde regiones y el extranjero, un promedio de entre 26 a 34 pastores que expusieron su trabajo durante esa hermosa tarde. Por esas lecturas, Dios nos muestra su diestra y escuchamos, que pese al período que vive el mundo y nuestro país, la iglesia de Cristo sigue en pie e incluso alcanzando almas para su gloria.  

         Para el segundo día, gracias a la fase más alta del plan paso a paso en la Región Metropolitana, se pudo convocar y reunir a hermanos(as) en el Templo Principal junto a nuestros pastores, Coro Nacional y comisiones. Con aforo permitido y todos los protocolos activados, una gran congregación pudo alabar y glorificar el Nombre de nuestro Salvador Jesucristo. Fuimos bendecidos nuevamente con su Palabra a través de los labios de nuestro pastor presbítero Alex Candia quien nos exhortó en Lucas 24:13-33 fortaleciendo lo que Dios quiere para su iglesia hoy; no sólo mantener el mensaje de la cruz como centro de nuestra predicación y enseñanza, sino también seguir usando las herramientas espirituales dejadas por Cristo a sus discípulos hasta el fin de los tiempos (oración, ayuno, preparación bíblica), sin incluir elementos humanos ni seculares, fuegos extraños o estrategias que en vez de ayudar llevan a los creyentes a un engaño. Los que iban de camino a Emaús les ardió el corazón cuando se dieron cuenta que Él mismo era quien les abría las Escrituras, gloria a Dios! Porque la Espada del Espíritu es su Palabra. Él va junto a nosotros, Amén. La Palabra y el Espíritu es la formula de Dios.  

         El último día , no fue diferente. Al culto de clausura, también llegó mucha congregación a disfrutar de la presencia de Dios, donde la Palabra estuvo a cargo de nuestro Obispo Juan Ormeño Lagos, quien da lectura en el Evangelio de Juan capítulo 1, desde el verso uno al doce.

         Juan reconoce en Jesús al Hijo de Dios y no sólo eso, sino que revela en los primeros versos que JESUS ES DIOS, y que vino para salvar al hombre. El apóstol entiende acabadamente el ministerio de Jesús y que Él es el camino. En su libro relata siete milagros del Mesías y los llama señales, que demuestran que era el Todopoderoso y que era quien decía ser; salvando y sanando por la fe a todo el que se acercaba a Él y pedía misericordia. El mensaje estaba siendo oído y creído por los hombres. Este Jesús al que Juan conoció, con quien estuvo por tres años aproximadamente, lo vio morir y resucitar; es el que hoy intercede por nosotros ante el Padre y así como vino en su primer advenimiento, vendrá otra vez por segunda vez para arrebatar a los suyos, cumpliendo su promesa. Amén.

         Nuestro Obispo insta a la iglesia, a dar la batalla por Jesús, porque Él no es un hombre más, Él es Dios, “si hay que sufrir, sufre, porque donde vamos, allí nuestras lágrimas serán enjugadas”.

         Respecto de la situación que vive el país y las iglesias, nuestro Obispo señala a los pastores que este es el minuto de mostrar pasión pastoral por los que Dios a puesto a nuestro cargo para apacentar, hay que jugársela por aquellos hermanos débiles que aún no vuelven a las iglesias. “pastor, ore y ayune para que vuelvan, busque la manera de traerlos a todos al redil nuevamente”.

         Algunos pastores tuvieron la oportunidad para agradecer a Dios, y todos coinciden, en que a pesar de las diferentes situaciones difíciles que han tenido que pasar, Dios ha estado con ellos, ha cuidado a su pueblo, ha provisto lo necesario en sus hogares y en el de sus hermanos. Seguiremos confiando en Dios porque Él permanecerá fiel y misericordioso con la iglesia.

         Siempre en nuestras Asambleas es una bendición contar con el Coro Nacional de nuestra Iglesia Unida, qué con alabanza y adoración a Jesús, adornar maravillosamente los servicios, que con su cántico llenan aún más nuestra mente y corazón para seguir adelante. Se dieron las gracias a todas y cada una de las comisiones que trabajaron para este gran evento, que por la bondad de Dios se pudo transmitir ya con equipos propios de la iglesia, dando así otro paso para la gloria de Dios en todo.

         La Iglesia Unida sigue adelante con el mensaje del Evangelio, con poder de su Espíritu a través de su Palabra, declarando que Jesús es Dios mismo salvando al hombre de este siglo XXI. Amén.

Equipo de Comunicaciones IUMP

 

 Previous All worksNext