6.- Dorcas

Convención Dorcas - Buin 2019 6.- Dorcas

Convención Dorcas - Buin 2019

CONVENCIÓN DE DORCAS REGIÓN METROPOLITANA Y QUINTA REGIÓN

  • Convención Dorcas - Buin 2019

Los días 27 y 28 de septiembre del presente año en la iglesia de Buin, se llevó a cabo la convención de Dorcas de la Quinta Región y Región Metropolitana. Evento al que los Pastores anfitriones, Presbítero Hugo Molina y su esposa Pastora Sonia Santos de Molina, nos dieron una cordial bienvenida.

El primer día de convención, coordinó el servicio nuestra Pastora Nelly Gajardo de Sáez, para posteriormente escuchar el cálido saludo de nuestra Pastora Diaconisa Alicia Parada de Ormeño, quien entregó el tema “Caminando con Dios” Y nos dijo que “andar con Dios” es una forma de decir “Agradó a Dios”.

El autor de Hebreos relata en el Cap. 5:11 “Tuvo testimonio de haber agradado a Dios” refiriéndose a Enoc, quien entendió que caminar con Dios incluye vivir en obediencia plena y amorosa a Dios. Caminar con Dios es ser “Amigo de Dios”, es andar en  “Su presencia” y esto nos conduce a la “Gloria de Dios”. El que camina con Dios, no tiene su corazón en las cosas terrenas, sino en las celestiales. Dios tiene propósitos, tiene planes para usted”, tiene algo especial para su pueblo porque usted es especial para ÉL.

En la jornada de la tarde, el Señor nos bendijo con el tema “La gracia de Dios” impartido por la pastora Ximena Bernal de Peyreblanque. La palabra de Dios fue leída en la 2ª Epístola a Los Corintios, Cap. 12: 8 y 9. El Señor nos recordó por su enseñanza, que la gracia de Dios es un regalo de su parte;  un regalo inmerecido, un don maravilloso, la fe que nos insta a buscar su presencia y anhelarla cada día, al saber que Jesús murió por nosotros.

Esto nos lleva a trabajar en la obra del Señor y disponernos en sus manos para ser usados por Él “No hay justo ni aun uno”, pero vino Cristo y se reveló a nuestras vidas, y esta gracia bendita nos abrazó, “por gracias sois salvos”.

El segundo día de convención en la mañana, coordinó la Pastora Patricia González de Díaz, y la Pastora Sara Muñoz de Muñoz entregó el tema “Buscando la presencia de Dios”, cuya lectura estuvo en el Libro de los Salmos, Cap. 42.

La temática nos habló del ciervo que brama por el agua con necesidad, con desesperación porque la necesita con urgencia. Este Salmo nos muestra que al igual que el ciervo busca el agua, nosotros necesitamos buscar la presencia del Señor y anhelarla, gemir por ella desde lo profundo de nuestras entrañas, Él es nuestra respuesta y refugio de nuestro enemigo. ¡Bendita agua viva!  Presencia de Dios en la que podemos refrescarnos y fortalecernos cada día.

Luego de alabanzas, oraciones y expresiones de júbilo y gratitud, recibimos un tercer tema “Buscando la presencia de Dios” en el Salmo 63. Este estuvo a cargo de la Pastora Melissa Arredondo de Falcon, de la IUMP. Nueva Providencia. Un salmo hermoso donde el rey David en medio del desierto clamaba a Dios y reconocía su sed por Él; su necesidad de ver su gloria y respuesta, en medio de la angustia que estaba sufriendo a causa de su hijo Absalón. Somos tabernáculo de Dios y debemos morir cada día, buscarle en oración, lectura y adoración para entrar al lugar santísimo y deleitarnos en su hermosa presencia.

Por la tarde el Señor nos bendijo con hermosas palabras de gratitud de algunas Pastoras y hermanas, además de un consejo entregado por nuestra Pastora Diaconisa, Alicia Parada de Ormeño, sobre la detección precoz del cáncer de mamas y la importancia de realizarse el autoexamen.

En la clausura, el mensaje de la palabra de Dios fue entregado por nuestro Pastor Presbítero y Director, Enrique Villalobos. La lectura bíblica se ubicó en Mateo, Cap. 18:21-35. El Señor nos amonestaba a perdonar a los que nos ofenden, así como Él perdonó la enorme e impagable deuda que teníamos. Sin embargo, a veces nosotros no somos capaces de perdonar cosas pequeñas que han causado daño en nuestras vidas.

Nuestra gratitud a los Pastores anfitriones y hermandad de la amada Iglesia de Buin, por todas las atenciones recibidas durante estos días, todo fue con excelencia y con mucho amor.   ¡La Gloria por siempre sea para Dios!

 

Pastora Mónica Bravo Obreque

Pastora Nelly Gajardo Paz de Sáez

 

 

 

 Previous All worksNext