¡¡ Asamblea 2020 !!

Iglesia Unida Continúa con la 55ª Asamblea Anual 2020 ¡¡ Asamblea 2020 !!

Iglesia Unida Continúa con la 55ª Asamblea Anual 2020

Por Ivette Arriagada

  • Iglesia Unida Continúa con la 55ª Asamblea Anual 2020

El día viernes de esta 55º Asamblea IUMP 2020, fue un servicio especial, marcado por las oportunidades a pastores de nuestra Iglesia en el extranjero. Por una parte el presidente de IUMP Argentina, quien cuenta cómo Dios lo acompaña para realizar la labor de presidente en una nación que es grande y las distancias entre las diferentes iglesias es mucha.

También tuvo la oportunidad  el pastor Aldo Vázquez, de la iglesia Unida en Francia, quien relata que esta bendición de alabar a Dios con tanta libertad, él no la puede tener en Francia, porque tiene que predicar a puertas cerradas. Lo han desalojado varias veces por predicar la palabra de Dios.

Envió un mensaje de aliento a la iglesia en Chile, ya que lo que se viene para ella, con la situación social que se vive, es complicada, pero si Dios ha sido con él, en situación de persecución,  será también con los hermanos y pastores de Chile.

El pastor Jesús Marín, de la Iglesia Unida en Västeras Suecia, también tuvo la oportunidad, y habló en sueco para enviar un mensaje a los hermanos de Suecia que lo ven a través de la señal online. Él contó cómo es la situación de quienes viven en Suecia, y que dista mucho de la situación en Chile, pero sin embargo, no puede predicar contra la inmoralidad.

La oportunidad para predicar la palabra la tuvo el pastor Héctor Araya de Nueva York. Él es pastor de la Iglesia Asamblea de Dios, pero es originario de la iglesia 1ª de Viña del Mar, y se declara pentecostal de pie a cabeza.

La lectura fue en el evangelio de Lucas, capítulo 4, desde el verso 16 al 23, donde se relata cuando Jesús lee las escrituras en la sinagoga de Nazaret,  “…. El Espíritu de Señor está sobre mí. Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón;  A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos;  A predicar el año agradable del Señor…”.

Jesús puede leer en la sinagoga porque era parte de la comunidad de Nazaret, y todos lo miran (20), porque no lee todo el texto, y además lo cierra, lo que podía hacer solo el ministro. Estas señales son para mostrarles a quienes estaban ahí, que Él tenía la autoridad.

La palabra hablaba de Jesús, de su historia, su humanidad y su divinidad.  Su historia la vemos en el Antiguo Testamento, está siempre presente,   su humanidad la vemos en el Nuevo Testamento y su divinidad a través de toda la Biblia.

Una palabra que nos recuerda que todo es por Jesús, que si no fuera por él nada de lo que fue hecho, habría sido hecho, y todo lo hecho es por su amor a nosotros.

Una noche de bendición de esta Asamblea, que ya empieza a terminar administrativamente, y que deja mucho regocijo en el corazón de todos los presentes.

 

 Previous All worksNext